El enorme legado de ‘Cuéntame’ | Televisión

Share

Cuéntame estuvo a punto de llamarse Nuestro ayer. Hicieron bien sus artífices en dejar el título que conocemos porque, de lo contrario, en algunos momentos de las últimas temporadas, tendría que haber pasado a llamarse Nuestro hoy, que hemos visto a los Alcántara hasta durante la pandemia. Pero quién iba a imaginar la longevidad de la serie en septiembre de 2001, cuando se estrenó. Teniendo en cuenta la ratio entre el tiempo de su ficción —arrancó en 1968 y ya va por mediados de los noventa— y su tiempo de emisión —los últimos 22 años—, yo confiaba en llegar a verla transformada en Ya me contarás, trabajando una nostalgia de consenso, la del futuro.

Pero no, esta temporada, su vigesimotercera, que arrancó la semana pasada, es la última. Siete capítulos, cada uno de ellos centrado en uno de los personajes principales: Mercedes, Antonio, Inés, Toni, Carlos, María y Herminia. Hemos empezado por Merche, en un episodio que comienza (ojo, spoiler) con la muerte de su madre, en 2001, y con ella y Antonio sufriendo el desdén de todos sus hijos menos Carlos. De ahí nos vamos a 1994 e intuimos que el conflicto entre ellos se debe al reparto que Merche y Antonio deciden hacer de su herencia en vida. Como en tantas familias, porque el afán de Cuéntame siempre ha sido contar a las familias de España, y la historia reciente del país, a través de la suya.

El legado de Cuéntame hoy trasciende el enorme valor de su contenido. En un tiempo de bulimia televisiva, alimentada por series breves de usar y tirar, fruto de un sistema auspiciado por algunas plataformas, el fabuloso recorrido de esta ficción la ha convertido en una serie fin de raza. Otros vendrán que nos contarán, pero si el modelo se mantiene, tendrán casi imposible hacerlo tomándose el tiempo necesario.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas

APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

You may also like...