Laura Folguera, nueva directora de La 2: “La cadena debería romper el aburrido tono de lo políticamente correcto y del ‘ofendidito” | Televisión

Share

Laura Folguera (Barcelona, 47 años) es desde el mes de diciembre la nueva directora de La 2, tras la jubilación de su antecesor en el cargo, Samuel Martín Mateos. Comenzó en la cadena hace 25 años como redactora de un clásico de su programación, El escarabajo verde. Ha desarrollado su carrera profesional en el Centro de Producción de RTVE en Sant Cugat, donde a partir de ahora vuelve a estar la dirección de la cadena.

La periodista explica en la mañana del pasado jueves desde su despacho de Prado del Rey que llega con una idea clara de cómo quiere acercar el segundo canal público a una audiencia más amplia y diversa; sin miedo a lo popular ni a lo alternativo. Su primer objetivo es crear una programación estable que se extienda de lunes a viernes, para que el espectador se acostumbre a sus contenidos.

Pregunta. ¿Cómo era La 2 en 1999, cuando usted llegó?

Respuesta. Era una cadena que en buena parte sigue manteniendo la misma esencia. Era moderna, innovadora, arriesgada… y con más recursos económicos que ahora.

P. La semana pasada explicaba durante la presentación de Cifras y letras que la llegada del concurso inicia una estrategia de franjas horizontales.

R. Hay un cambio de consumo en televisión. Hay demasiada oferta con tantas plataformas y la oferta de la televisión lineal tiene que estar muy ordenada. Hay que crear eventos, anclajes para que el espectador sepa qué encontrar en cada momento.

P. ¿Cómo se va a notar en la programación?

R. Por ejemplo, habrá una franja vertical todos los viernes por la tarde que serán las tardes de la cultura en La 2: Página Dos [literatura], Atención Obras [teatro] y Días de cine. Me encantaría crear otra franja horizontal en el late night para terminar de anclar y arropar los contenidos de máxima audiencia junto con Cifras y letras.

P. ¿Eso supondría que Late Xou con Marc Giró se convirtiera en un programa diario?

R. Es un programa maravilloso, lo creamos en Sant Cugat y es como mi criatura. No hay nada cerrado. Pensamos en varias posibilidades, porque sí que es necesaria una oferta fija en el late night de lunes a jueves. Y, por supuesto, Late Xou es una de ellas.

P. Si se busca innovación, esa franja es perfecta para experimentar.

R. Sí, para apretar un poco las tuercas, tanto en contenidos como en el tono. Y romper el tono de lo políticamente correcto, que es tan aburrido. Creo que estamos un poco cansados de eso, del ofendidito. Se puede hacer televisión pública con un tono distendido y, como dice Candela Peña, agitando el avispero.

P. Ese plan recuerda a la modernidad de TVE en los ochenta, con programas como La edad de oro y La bola de cristal.

R. El papel de la televisión pública también es ese, el de ser irreverente y arriesgada. Es necesario provocar un poquito. Otra estrategia de la cadena es conseguir nutrirnos de caras conocidas que encajen con los valores de La 2, como Marc Giró o Berto Romero. Pueden lograr que llegue a nosotros un público intermedio, un público que no iría tanto en La 1 y que sumaría un nuevo espectro social al grupo.

P. ¿El objetivo es subir la audiencia de La 2?

R. Sí buscamos tener audiencias relevantes, pero no a cualquier precio. Queremos ofrecer contenidos atractivos sin perder la esencia.

P. Desde hace años, TVE a nivel nacional se está nutriendo de formatos nacidos en RTVE Catalunya, además del programa nocturno de Giró, se adaptó el Obrim Fil de Javier Sardá. ¿Es la razón por la que la dirección de La 2 regresa a Sant Cugat?

R. La dirección de La 2 ha estado más años en Cataluña que en Madrid. Se movió en 2018 a Madrid por el nombramiento de Samuel [Martín Mateos, su anterior director]. Además, Sant Cugat es uno de los motores de la producción propia de La 2. Allí se hace Saber y ganar, Cachitos, El escarabajo verde, Para todos La 2, Culturas 2

P. ¿Es importante la descentralización de los medios públicos?

R. Totalmente. En el siglo XXI tenemos que ser capaces de trabajar en red y ampliar las miras tanto en contenidos como en producción y dirección. Es algo muy positivo.

Laura Folguera, en la sede de RTVE en Prado del Rey.Santi Burgos

P. Lo de Saber y ganar, que supera a diario a cadenas como Cuatro y La Sexta 25 años después de su estreno, es un milagro. Pero, a juzgar por la cuota de pantalla, el mito de que la gente llega a La 2 por sus documentales vespertinos no es del todo falso…

R. Y ahí van a seguir. Lo que funciona, no vamos a cambiarlo. Tenemos un catálogo de documentales muy amplio y podemos jugar con las tendencias y los asuntos de actualidad para que su oferta sea más atractiva.

P. Estos días se han programado en La 2 algunos títulos relacionados con la tragedia de Los Andes, que J. A. Bayona recrea en La sociedad de la nieve en Netflix.

R. Es un ejemplo. Y queremos reforzarlo con las redes sociales de La 2, empezar a crear sinergias entre nuestros canales de Twitter, Instagram y TikTok con esos contenidos de actualidad en la emisión lineal. Que una ventana te lleve a la otra.

El papel de la televisión pública también es ese, el de ser irreverente y arriesgada”

P. Otra ventana del ente público que sigue siendo algo desconocida es RTVE Play. ¿También habrá sinergia con ella?

R. Mucha. Es una plataforma gratuita que es un tesoro. También nos ayudará a atraer público al lineal y viceversa. Contenidos originales como la serie Esto no es Suecia, premiada internacionalmente, podría encajar en La 2. Quizá tenemos que hacer algo de autocrítica, quizá hasta ahora no la hemos promocionado como merece.

P. Una de esas tendencias y nuevas sensibilidades a la que va a prestar atención La 2 esta temporada es la emisión de deporte con mujeres.

R. Es una forma de, además de atraer a nuevos públicos, perfilar la cadena y nutrirla de valores de marca.

P. La 2 Noticias ofrecía ese valor de marca. ¿Se planea que regrese a la parrilla?

R. Todos recordamos ese informativo. Al acabar de verlo, sentías que te reconciliaba con la vida. Estamos analizando la posibilidad de unos informativos en La 2. Pero no sería algo inmediato. Sería un plan más a medio o largo plazo, porque intervendrían muchos departamentos.

Estamos analizando la posibilidad de unos informativos en La 2″

P. Otro género que está dando lustre a La 2 actual es el de entrevistas. De La matemática del espejo a Las tres puertas.

R. Estrenamos nueva temporada de La matemática del espejo en abril, de nuevo con Carlos del Amor. Los formatos de entrevistas se pueden hacer de muchas maneras y con muchos estilos personales. El de Carlos mantiene ese tono conciliador que hablábamos de La 2 Noticias.

P. En los últimos tiempos, La 1 se está abriendo a estrategias de programación, formatos y personajes propios de las privadas. ¿Es incompatible con el servicio público?

R. Como concepto general, es compatible. También en La 2. No hay que tener miedo a las tendencias o a lo popular. Está demostrado que se puede combinar la divulgación, el rigor y el servicio público con el entretenimiento y con los asuntos de los que la gente habla en la calle. Si combinas los ingredientes con seriedad, profesionalidad e inteligencia, puede salir un cóctel que esté bien. Cuando Rocío Carrasco visitó el Late Xou que se hacía en Cataluña dio muy buenos resultados.

P. ¿Pasó algo cuando Marc Giró entrevistó hace unas semanas a rostros de Sálvame en La 2?

R. No. El contenido se adaptó a la esencia de La 2. Está bien no ser excluyentes. Es arriesgado, porque te puedes escorar, pero hay que atreverse a buscar el equilibrio y romper ciertas barreras y los nichos, porque hay mucho por ganar.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas

APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

You may also like...